La Pineal, la glándula de la felicidad y la espiritualidad

En el cerebro de cada uno de nosotros se esconde una pequeña glándula encargada de regular nuestros estados de ánimo y patrones de vigilia y sueño, gracias a la secreción de serotonina y la melatonina. Esta gran desconocida es la Glándula Pineal.

La primera vez que experimenté un cuadro depresivo, lo atribuí al desgaste emocional propio de las complicaciones derivadas de haber cambiado mi domicilio a otro país. Pensé que aquello era como “la guinda del pastel” que coronaba los años de retos asumidos desde que comencé mi trayectoria profesional. Como suele hacerse en estos casos, acudí a mi médico de cabecera quien, sin profundizar en mi situación personal, me recetó antidepresivos.

Seguí el tratamiento hasta que la situación mejoró lo suficiente como para decidir que ya no necesitaba de ese apoyo químico. Había recobrado la confianza en mis capacidades para enfrentarme a los retos que me imponía, como lo había hecho antes de ese episodio.

Pasado un tiempo, mi vida era satisfactoria. Tenía estabilidad, un buen trabajo, comodidad económica. Todo me iba bien, pero yo me sentía cada vez peor. Hasta que un día me di cuenta de que aquello que sentía era lo mismo que me llevó al consultorio médico años antes.

“¡No puede ser, no puede ser! ¿Cómo es posible? Si todo me va bien, no tengo ningún problema que me preocupe ¿A qué viene esto ahora?”

Desolada, comencé de nuevo el tratamiento y fue cuando, después de investigar por mi cuenta, descubrí que la depresión no es solo una consecuencia de la influencia de factores externos, sino que también puede producirse por factores biológicos relacionados con alteraciones en los neurotransmisores cerebrales como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina.

Te cuento todo esto porque, recientemente y por casualidad, encontré información acerca de la Glándula Pineal. Es posible que hayas escuchado o leído algo acerca de ella, yo no sabía ni que existía.

Es esta pequeña glándula, ubicada cerca del centro del cerebro, la responsable de la producción de la serotonina y la melatonina, los neurotransmisores que regulan los ciclos de vigilia y sueño, el sistema inmunitario y que desempeñan un papel fundamental en nuestro bienestar sicológico, entre otras funciones.

Fuente: https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/glandula-pineal

Hay investigaciones que indican que, en la antigüedad, ya se conocía el potencial de la Glándula Pineal.

“Los antiguos griegos creían que era nuestra conexión con el reino del pensamiento. Buda la llamó como el símbolo del despertar espiritual. En el hinduísmo, la Glándula Pineal se conecta con el chakra del tercer ojo, el asiento de la intuición y la clarividencia. (…) Si René Descartes tiene razón y la Glándula Pineal es, de hecho, el asiento del alma humana, entonces, estas tradiciones son correctas en la creencia de que sirve como vínculo de la conexión entre el mundo físico y el espiritual”.

Documental “Los secretos de la Glándula Pineal

Ya sea que le des importancia o no a la espiritualidad, es innegable el papel fundamental que juega esta glándula en nuestros ciclos de sueño y estados de ánimo. ¿Cómo es posible que, aún con todos los avances tecnológicos que tenemos, sepamos menos de esta glándula de lo que sabían en la antigüedad?

Con tan poca información, es obvio suponer que no nos hemos preocupado lo suficiente por cómo está funcionando en cada uno de nosotros ésta glándula.

Se ha demostrado que el fluoruro, presente en la gran mayoría de los dentífricos, aguas embotelladas y del grifo, altera negativamente el funcionamiento de la Glándula Pineal ya que, al acumularse ésta sustancia en la glándula, la calcifica terminando endureciéndola.

Puede que, en parte, a esto se deba el incremento de de trastornos asociados con el sueño, el estrés, la depresión y la ansiedad, tan lamentablemente comunes en nuestros tiempos.

Activa tu Glándula Pineal

Una vez recibida esta información, me puse en marcha. Investigué cuáles son las marcas de agua embotellada libres de fluoruro y cuáles son los alimentos que intoxican y desintoxican esta glándula.

“Más allá de toda la estimulación de la glándula pineal, en ocasiones puede ser necesario desintoxicarla. Para esto, se recomienda consumir alimentos como chocolate puro, ácido cítrico, aceite de orégano, vinagre puro de manzana, ajo, tamarindo, agua destilada y todo lo que contenga vitaminas K1, K2 y boro.


Mientras tanto, el estrés, la cafeína, los azúcares refinados, el mercurio y el flúor neutralizan la glándula pineal, en primer lugar impidiendo sus funciones más espirituales, y en segundo, perjudicando aquellas que tienen que ver con la salud.”

Artículo «Glándula Pineal: aprende qué es, su función y cómo activarla»

Además, realizar ejercicios de respiración, yoga y meditación, cantar, reír y sonreír, son algunas de las actividades que puedes incorporar a tu rutina diaria para contribuir a la estimulación de la maravillosa Glándula Pineal.

Si lo deseas, puedes descargarte esta pequeña guía para la activación de la Glándula Pineal y consultarla cada vez que elabores tu lista de la compra. Haz tu propia investigación e incluye en tu dieta otros alimentos que te gusten y que contribuyan a la desintoxicación de la “glándula de la felicidad y del autoconocimiento”.

Gigil

¿Tienes algún comentario?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Suscríbete